Buscador:   
  inicio | favoritos | contacto
 

Enfermedades parasitarias

General

Los perros, por estar en contacto permanente con el suelo y objetos contaminados, son más susceptibles de contraer enfermedades, principalmente aquellos que tienen como costumbre ingerir desperdicios durante sus paseos, en especial los que suelen comer heces.

Uno de los factores de mayor riesgo, lo constituyen los parásitos, que además pueden transmitirse al hombre. Entre los parásitos podemos distinguir dos grandes grupos, los externos, y los internos.

Parásitos Externos

Si bien puede parecer que los parásitos externos no representan una amenaza para la salud del perro, es un error común. Estos organismos, pueden provocar enfermedades graves, ya sea por anemia, debido a una gran población, como es el caso de las garrapatas, pueden llegar a consumir literalmente al animal. O por infecciones transmitidas por los parásitos, como ser bacterias o virus, como en la enfermedad de Lyme, que es una infección bacteriana transmitida por ácaros o garrapatas.

Enfermedades parasitarias Por estas razones, es importante mantener la higiene de su perro, y aplicarle regularmente productos contra parásitos externos, o colocarle un collar parasitario, etc.

Garrapatas: normalmente se encuentran colgantes en la vegetación, aguardando un huésped propicio, se adhieren a los animales que pasan junto a ellos. Tienen ocho patas y una especie de caparazón que los cubre. Las garrapatas son resistentes al calor, el frío y la falta de alimento. Pueden aguardar durante un año a que pase su víctima. En caso de un incendio, la garrapata baja del sitio en el cual estaba colgando y se mete bajo tierra. La nieve no las congela tampoco. Por lo tanto, son uno de los parásitos más resistentes.

Pulgas: existen aproximadamente unas 11.000 variedades de pulgas, capaces de transmitir enfermedades y parásitos internos como la solitaria, lombrices. La solitaria necesita de la pulga como huésped intermedio para completar su ciclo vital. Una pulga hembra puede depositar centenares de huevos que se convertirán en adultos en menos de tres semanas.

Las pulgas pueden esconderse en grietas, alfombras, colchones, hendiduras, etc. durante meses, por lo que hay que limpiar frecuentemente los dominios del perro.

• Enfermedad de Lyme: es reconocida como infección bacteriana, transmitida por garrapatas o ácaros infectados con Borrelia Burgdorferi, que es una bacteria espiral. En general se adquiere por la picadura de un parásito infectado Ixodes dammini . Los síntomas de esta enfermedad son variados, comienzan con una roncha en el sitio de la picadura, que se extiende rápidamente, aparición de escalofríos, fiebre, pérdida del equilibrio, letargo, rigidez, entumecimiento y dolores en especial en las articulaciones. Esta enfermedad tiene como consecuencias, la aparición de artritis, problemas del corazón, flojera en las patas, parálisis facial, pérdida de la sensación táctil. No se conoce una cura completa, pero se han obtenido algunos resultados satisfactorios con diversos antibióticos. Ante la sospecha de la presencia de esta enfermedad, acudir inmediatamente al veterinario.

Parásitos Internos:

Hay cuatro parásitos internos que son los que más frecuentemente afectan al perro: Redondos, Ancylostomas, Flagelados, y Planos. Los tres primeros se diagnostican con un examen clínico de los excrementos del animal. El último (la solitaria), puede detectarse con la presencia de segmentos de tenia en las deposiciones, o pegados en el pelo alrededor del ano. Sabiendo el tipo de parásitos que tiene el perro, se puede determinar el tratamiento adecuado. Un perro saludable es menos propenso a los parásitos, mientras que uno debilitado, será susceptible de adquirirlos y más vulnerable a sus ataques.

• Redondos: es el más común, su ciclo de vida permite erradicarlo completamente con dos tratamientos de desparasitación espaciados diez días entre sí. El primer tratamiento elimina a todos los adultos, y el segundo destruye todos lo huevos antes que eclosionen.

• Flagelados: la lombriz del corazón, es transmitida al perro por los mosquitos. Un mosquito portador pica al perro, deposita microfilarias que circulan por el torrente sanguíneo, alojándose en el corazón para reproducirse. Cuando el perro portador es picado por un mosquito no infectado, se infecta, desarrolla las microfilarias no infectadas hasta alcanzar un estado infecciosos. Entonces el mosquito pica a otro perro y lo infecta. Los perros afectados se cansan fácilmente, tienen dificultades para respirar y pierden peso no obstante tener un apetito voraz. Está aconsejada una medicación preventiva durante la primavera, el verano, y los meses otoñales. Se detecta mediante un examen de sangre. Cuando se descarta la presencia de la enfermedad, puede prescribirse entonces la medicina preventiva.

• Solitaria: es importante combatir las pulgas, ya que son el huésped intermediario para estaos parásitos. Sin la pulga, la tenia Sagynata (solitaria), no puede completar su ciclo vital, por tanto es una estrategia de prevención eficaz la eliminación de las pulgas.



Vote por este artículo
 
 
Cachorros.org
 
 
Vea también
 
 

Inicio | Cuidados | Exposiciones | General | Productos | Razas | Contacto

© Copyright 2007 | www.cachorros.org