Buscador:   
  inicio | favoritos | contacto
 

Exposiciones caninas

Exposiciones

A fines del siglo XIX tuvieron lugar las primeras exposiciones caninas, en ellas se establecieron los estándares de las diferentes razas, donde se hace descripción exacta de las características de cada raza. En estos eventos, se tiene en cuenta incluso, la finalidad con la cual ha sido criado cada ejemplar.

Los estándares de raza actúan como guía de los criadores, quienes deben realizar mejoras constantes en sus procedimientos, de modo de obtener los ejemplares más perfectos. Los cachorros que no resultan con la calidad deseable para ser expuestos, son vendidos como animales de compañía. No significa esto que sean menos saludables, o sociables, sino que tienen algún detalle, como el color o la forma de los dientes, etc. que no se aproxima lo suficiente al ideal.

Las diferencias entre un animal de exposición y uno de familia, a menudo no pueden ser detectadas más que por un juez de certámenes, o un criador experimentado. El costo de un animal de exposición, es muy superior al de uno de familia, aunque provengan de la misma camada. Cuanto más perfecto es el ejemplar, más caro resulta, incluso en caso de que su diferencia con un animal común pase desapercibida por la mayoría.

La ventaja de ser feos

Los criadores aconsejan a los posibles clientes sobre las ventajas de los diferentes tipos de perro. Los ejemplares caros para aquellos que están interesados en presentar a su perro en exposiciones caninas, para que tengan las mejores chances con un ejemplar muy cercano al ideal. En cambio, aconsejan animales baratos, con algún rasgo no deseado, cuando se desea adoptar una mascota familiar, que estará destinada a ser el juguete de los niños.

Exposiciones caninas Aquí no encontramos con dos conflictos:
1) el destino de un animal depende de cuánto pueda acercarse a los patrones de belleza humanos.
2) los cuidados que reciben los perros según su destino.

1) Los perros que posean detalles que se alejan del patrón de los estándares internacionales fijados para la raza, serán puestos en venta a un precio bajo, o por lo menos accesible, con la finalidad de que los adquiera una familia. Si bien, éste puede parecer el destino ideal de una mascota, el propio hecho de adquirir al perro, lo convierte en un objeto, despojándolo de su condición de ser vivo. Es el juguete que se compra para que divierta a los niños, o el miembro fiel de la familia que siempre estará en casa para recibirnos cuando llegamos cansados de trabajar, o el que sufrirá nuestro mal humor cuando tenemos problemas. En todo caso, lo más probable es que deba vivir sus días preocupado en complacernos. Si tiene suerte, dará con una familia que lo quiera y se preocupe por su bienestar y felicidad, como un miembro más.

2) Los perros de exposición, viven sometidos a rutinas extenuantes, tanto sea el adiestramiento, como los cuidados de su aspecto físico. Hay casos como el de los Shih Tzu, en que se confina a los ejemplares a una jaula, para que no se estropeen el pelo. Otros deben soportar interminables sesiones de peluquería, que se los adorne con artefactos que en realidad son para humanos, pero con tamaño reducido. Si bien estos ejemplares cuentan con el cariño de sus amos, también sus amos cuentan con todos los beneficios que puedan obtener de la exhibición y/o reproducción de sus mascotas.

Podría decirse entonces que los perros feos, tienen la ventaja a la hora de conseguir amo, ya que estarán destinados a la convivencia en familia, mientras que los ejemplares perfectos, vivirán corriendo entre los distintos eventos, al servicio de su acicalado perpetuo, y en ocasiones sometidos a verdaderas torturas para conservar su aspecto impecable.



Vote por este artículo
 
 
Cachorros.org
 
 
Vea también
Reglamento de exposiciones caninas
 
 

Inicio | Cuidados | Exposiciones | General | Productos | Razas | Contacto

© Copyright 2007 | www.cachorros.org