Buscador:   
  inicio | favoritos | contacto
 

Cuidados del perro senil

Cuidados

La vida de los perros es mucho menor que la de los humanos, por consiguiente, según las razas, un perro de siete años, ya ha comenzado a envejecer. Los perros de raza grande, envejecen más temprano que los de raza pequeña.

En esta etapa, es necesario brindarle mayores cuidados, para facilitarle la vida, y que sea plena, feliz, y saludable.
Los signos de envejecimiento en nuestro perro se hacen evidentes igual que en los humanos.

En este período aparecen las enfermedades, con mayor o menor gravedad y frecuencia. Existen algunos aspectos que deben considerarse, como por ejemplo, a partir de esta edad, prestar más atención al estado del perro para detectar la presencia de alguna enfermedad.

Control veterinario más frecuente para el cuidados del perro senil:

Además de los tratamientos adecuados, desparasitación, vacunas, etc., lo someteremos a un control general dos veces al año, para observar los cambios producidos por el envejecimiento, y constatar que el perro está sano. El chequeo incluye examen de orina, sangre, heces y radiografía para control de huesos (optativa, por la exposición a los rayos X)
Estos controles no evitan el envejecimiento, pero retardan sus efectos. La detección temprana de enfermedades es siempre un beneficio.

La atención de los dientes es crucial en esta época, la limpieza y la ingestión de comida que prevenga la formación de sarro, pueden evitar que pierda piezas dentales.

Alimentación especial de los cuidados del perro senil:

Los requerimientos nutricionales de esta etapa, son diferentes a los de edades anteriores. No necesita tanta energía como de joven, y si come demasiado, puede padecer obesidad.

Cuidados del perro senil Puede presentarse pérdida del apetito, dificultad en la digestión, lo cual hace que la ingestión de gran cantidad de alimento en una sola ingesta, sea imprudente. Es mejor alimentarlo varias veces al día con una cantidad menor de alimento. Podemos comenzar con dos veces al día, y aumentar el número de comidas hasta cuatro, a medida que envejece.

Si el perro tiene buena salud, podemos darle comida seca, en lugar de comida cocida, pero en todo caso, elegiremos el tipo de comida más adecuada.
El agua es muy necesaria, y siempre tendrá abundante agua fresca. En caso de incontinencia, consultar con el veterinario. Podemos encontrar en las tiendas comida para perros ancianos.

Si la pérdida de apetito se hace frecuente, debemos consultar con el veterinario, pues podría ocasionarle anemia, u otra insuficiencia.

Nuestra relación con el perro:

El perro anciano muestra signos de debilidad, puede que pida mayor atención, o que desee estar más cerca nuestro. También puede suceder que no nos obedezca, o no soporte algunas órdenes. Debemos ser tolerantes y brindarle afecto y tiempo, porque esto contribuye a su bienestar.



Vote por este artículo
 
 
Cachorros.org
 
 
Vea también
El perro guía
Perro con pulgas
Caseta para perro
Características del perro
Territorialidad perro
 
 

Inicio | Cuidados | Exposiciones | General | Productos | Razas | Contacto

© Copyright 2007 | www.cachorros.org